Características del Programa

 

 

Presentación

Este Programa tiene por finalidad proponer y realizar un conjunto de acciones en un grupo de bibliotecas públicas y/o populares ubicadas en diferentes barrios de la Ciudad de Campana, a fin de ayudar a que esas instituciones puedan adquirir los recursos que les permitan cumplir con su misión.

El programa se concibe en el marco de que un organismo público (la Secretaría de Cultura del Municipio de Campana) y una institución educativa pública (el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica Nº 15 de Campana), comparten el diagnóstico sobre la situación en que se encuentran las bibliotecas, y la decisión de trabajar mancomunadamente llevando a cabo las medidas conducentes para que las bibliotecas puedan desempeñar el importante rol social que les cabe en el desarrollo de la comunidad en la que se encuentran.

Este programa se plantea dos tiempos: una primera parte que contempla actividades para el plazo inmediato (cumplida entre Noviembre de 2009 y Febrero de 2010, véase "Actividades") y una segunda parte con una visión más estratégica para el desarrollo sostenido de las bibliotecas involucradas.

 

 

Introducción

Muchos son los autores que han expresado su definición sobre qué es una biblioteca. Se opta aquí por la que brinda la Organización Internacional de Normas en la norma ISO 2789:

“Organización o parte de ella cuya principal función consiste en mantener una colección y facilitar, mediante los servicios del personal, el uso de los documentos necesarios para satisfacer las necesidades de información, de investigación, educación y ocio de sus usuarios”

Partimos, entonces, de asumir que una biblioteca es una organización que presta un determinado servicio, sin detenernos a considerar de manera exhaustiva las implicancias de los dos términos resaltados.

Se considera el contexto actual en el que se deben desenvolver estas organizaciones, y mencionar que la complejidad de la sociedad moderna con sus crecientes necesidades, expectativas y demandas; con la diversidad en la producción, recopilación y distribución de la información, y las nuevas tecnologías de almacenamiento, procesamiento y comunicación han transformado a la biblioteca en una institución compleja.

Asimismo, el crecimiento de la información, la diversidad de formatos en que aparecen los diferentes medios a través de los cuales puede obtenerse y los cambios socioeconómicos, han presionado por la disponibilidad de servicios de calidad, propiciando la formación de individuos más autónomos y han transformado la forma de gestión y operación de las bibliotecas. La información no controlada y desorganizada no es un recurso en la sociedad actual. Procesar la información, requiere cada vez más de una solvencia intelectual mínima que permita decodificar símbolos y transparentar significados y mensajes.

Las bibliotecas se identifican, por lo tanto, cada vez más en términos de un proceso complejo, como es la transferencia de información, con una actitud de servicio hacia la comunidad, correctamente gestionada si ha de cumplir de manera eficiente su misión en la sociedad.

En la actualidad, las bibliotecas no se limitan exclusivamente a la conservación, tratamiento y difusión de los recursos informativos, sino que, además, deben planificar, gestionar, organizar y controlar esos recursos, contemplando responsabilidades a nivel corporativo y de sistemas, y aplicar las tecnologías adecuadas en el momento exacto.

La importancia que posee la información como materia prima para la obtención de recursos económicos, sociales y culturales para el desarrollo integral de la sociedad, y su estrecha vinculación con las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), permiten, entre otros atributos, una mayor disponibilidad y accesibilidad en el momento que se la requiere.

La expansión de redes informáticas hace posible la universalización de los intercambios y relaciones, incidiendo directamente en los comportamientos personales, en las formas de integración social y cultural, afectando no sólo la actividad económica sino también la estructura laboral, la calidad de vida y la igualdad de oportunidades de los ciudadanos.

Es, entonces, dentro de este entorno que se debe dimensionar la importancia socio-económica y cultural de la biblioteca pública, máxime de aquellas que deben atender a una población con carencias y/o de bajos recursos, en el contexto de los derechos que cualquier ciudadano posee en el acceso a la información, al conocimiento y a la educación.

La concepción clásica de bibliotecas conservadoras y distribuidoras de libros ha cambiado. Uno de esos cambios es el desafío de brindar servicios a una comunidad carente de estímulos culturales, lo cual genera poca afluencia de público. En medio de estas carencias, las bibliotecas públicas asumen así el rol de bibliotecas escolares o de centros culturales. La extensión de una biblioteca implica una acción de la misma sobre la comunidad. Esto equivale a una postura activa y dinámica, en oposición a la actitud meramente receptiva mantenida en otras épocas.

Volver arriba

 

 

Situación

Se observa que existen bibliotecas populares o públicas dependientes de una institución mayor (tal como una sociedad de fomento u otra entidad sin fines de lucro que dentro de una gama de servicios, también tiene biblioteca), que carecen de recursos para ofrecer un adecuado servicio a la comunidad en la que se encuentran insertas (básicamente vecinos del barrio).

En la Introducción de este documento, ya se mencionó la especial relevancia que adquieren las TIC para que una Biblioteca Pública pueda cumplir acabadamente con sus funciones. El parque informático de las bibliotecas que participan en este Programa es inexistente o anticuado en la mayoría de los casos.

Se ha expresado que la Biblioteca actual es una organización compleja, por lo cual solo la participación de personal profesional garantizará que pueda ofrecer una prestación con eficiencia y eficacia, que es lo que se le reclama tanto a este como a cualquier otro servicio. El conocimiento, análisis y evaluación de las funciones y normativas inherentes a los Núcleos de Actividad de una biblioteca (Selección y adquisición, Catalogación y clasificación, Información bibliográfica, Acceso a los documentos, Administración y gestión), que se pueden considerar como el ambiente interno si aplicamos un enfoque sistémico considerando a la biblioteca como un sistema abierto, así como el análisis del ambiente externo, implican la necesidad de contar con un profesional capacitado para cumplir acabadamente con las tareas que se desprenden del cumplimiento de esos procesos y de recabar y analizar información a fin de diagnosticar y proponer metas y objetivos para el desarrollo del servicio bibliotecario a la conducción de la institución, Es muy común que estas bibliotecas cuenten con el aporte de personas abnegadas, pero que sin la necesaria calificación profesional y conocimientos técnicos resulta improbable una gestión bibliotecaria de acuerdo a los parámetros que se han enumerado.

Por otra parte, la posibilidad de recibir apoyo estatal (subsidios anuales, mensuales, envíos de libros, subsidios para programas especiales tales como actividades de extensión, incorporación y aplicación de tecnología, construcción o refacción edilicia, etc.), también está ligada a la presencia de un bibliotecario profesional en la biblioteca : tanto a nivel nacional con CONABIP, provincial con el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires y su Dirección de Bibliotecas, o a nivel municipal (asignaciones establecidas por ordenanza y contempladas en el presupuesto municipal) como es el caso de varios municipios de la Provincia de Buenos Aires. Es necesario tener presente que para acceder a estas importantes ayudas (que en la mayoría de los casos son las que garantizan la continuidad de una biblioteca), dos son las exigencias básicas solicitadas: una, como se acaba de mencionar, es contar con un bibliotecario profesional, y la otra, que la biblioteca posea personería jurídica.

Volver arriba

 

 

Primera etapa

A partir del diagnóstico presentado, se propuso abordar el proyecto en dos etapas. La primera, ya se cumplió en los meses de Noviembre y Diciembre de 2009 y Febrero de 2010, La planificación detallada para la Segunda Etapa estará en función de la experiencia adquirida y de las conclusiones obtenidas de la Primera Etapa, y su ejecución será decidida por los organismos e instituciones patrocinantes del Proyecto (Secretaría de Cultura de Campana e ISFDyT 15)

Desde lo organizativo se definieron las siguientes tareas:

  1. organizar el equipo de trabajo
  2. definir las metas, objetivos, actividades y el cronograma del equipo, en función de las necesidades particulares de cada biblioteca
  3. convocar a los bibliotecarios profesionales, asignar la institución en la cumplirán sus tareas
  4. instruir a los bibliotecarios sobre las metas, objetivos e implementación del Programa
  5. coordinar con las autoridades de las instituciones involucradas en el presente Programa la realización de las actividades planificadas
  6. implementar un Sistema de Gestión Integrada de Bibliotecas (SGIB) si el parque informático de la biblioteca lo permitiera
  7. elaborar un informe final de balance de la Primera etapa del Programa
  8. elaborarun informe con propuestas para la segunda etapa

Em las bibliotecas se pautaron realizar las siguientes actividades:

  1. atención de usuarios
  2. organización técnica de la colección
  3. aplicación de tecnología a diversos procesos (clasificación y catalogación, acceso a los documentos, información bibliográfica, estadísticas, etc.) si el parque informático de la biblioteca lo permitiera
  4. operación del SIGB si este se hubiera implementado
  5. capacitación de personas que las instituciones propongan, en las tareas antes mencionadas
  6. recopilación de información relacionada con los Núcleos de Actividad de la biblioteca
  7. recopilación de información a fin de hacer un relevamiento de la zona de influencia de la biblioteca para detectar y proponer posibles actividades de extensión

Volver arriba

 

 

Segunda etapa

Como ya se mencionó, la planificación detallada para la Segunda Etapa estará en función de la experiencia adquirida y de las conclusiones obtenidas de la Primera Etapa. Sin perjuicio de ello, se estima que se deberán contemplar los siguientes puntos:

  1. Continuidad de los Bibliotecarios Profesionales en la atención de las bibliotecas que participan del Programa.
  2. Afianzar la capacitación e inclusión de personas de la institución y/o del barrio.
  3. Incentivar la profesionalización de las personas del barrio que tomen tareas en las bibliotecas del Programa.
  4. Realizar actividades de extensión.
  5. Extender la experiencia e incorporar a otras bibliotecas al Programa.
  6. Contemplar la elaboración de un proyecto estratégico para el desarrollo de una red de Centros de Información y actividades culturales.
  7. Concientizar y desarrollar acciones tendientes a que las bibliotecas cuenten con su personería jurídica, condición necesaria y exigible por organismos nacionales y provinciales para recibir ayuda económica, material bibliográfico y otros recursos.
  8. Implementar las medidas necesarias para dotar a las bibliotecas de un parque informático actualizado.

Volver arriba

Logo ISFDyT 15

Programa de Desarrollo de Bibliotecas Públicas y/o Populares de Campana

Escudo Municipio de Campana

Secretaría de Cultura de Campana - Instituto Superior de Formación Docente y Técnica No. 15

 


Programa de Desarrollo de Bibliotecas